Facultad de ciencias sociales en Pamplona

LIBRO182
E_005_I13
E_005_I14
E_005_I21
E_005_I17
E_005_I10
E_005_I12
E_005_I01
E_005_I02
E_005_I03
E_005_I04
E_005_I06
a1
a2
Planta Baja
p1
p2
sec

Pamplona, Navarra

Facultad de ciencias sociales en Pamplona

Arquitectos:
Ignacio Vicens y Hualde
José Antonio Ramos Abengozar

Colaboradores
Fernando Gil Castillo
Adam L. Bresnick

Fotografía
Eugeni Pons
Estudio Vicens+Ramos

El Edificio de Ciencias Sociales de la Universidad de Navarra se diseña para albergar la Facultad de Periodismo, pero debe permitir, al tiempo, el uso de las aulas teóricas por parte de alumnos de otras disciplinas. Se sitúa en un lugar privilegiado del campus universitario, junto a la Biblioteca y las Facultades de Derecho y Económicas, en el centro de gravedad del ámbito universitario. Por ello el encargo incluía el diseño de una plaza de unión de todos los edificios que la circundan, previendo también la futura ampliación de la Biblioteca.

Por inexcrutables razones urbanísticas de obligado cumplimiento, el edificio debía inscribirse en una parcela triangular. Su complejo programa incluye aulas de varios tipos, teóricas y prácticas, plátós y estudios de radio y TV, seminarios, audiovideoteca, despachos, cafetería, decanato, etc… Por otra parte, se solicitaba una clara diferenciación de circulaciones entre los espacios específicamente dedicados a la Facultad de Periodismo y los compartidos con otras disciplinas. Estos últimos se sitúan íntegramente en planta baja, reservando las superiores al uso exclusivo de Periodismo.
La vida universitaria se desarrolla básicamente en tres niveles- la investigación, la transmisión del conocimiento de profesores a alumnos en aulas teóricas y prácticas, y las conversaciones informales de tiempo libre- las cuales se encuentran en ámbitos específicos en el nuevo edificio.

A la investigación se dedica íntegramente la última planta, estructurada por un sistema de patios interiores, abiertos tan sólo al cielo, a los que asoman los seminarios, alejados del bullicio del campus. Un acer japonica palmatum constituye el único ornato de cada patio, empedrados en canto rodado; la constante variación de color de sus hojas según las estaciones introduce una referencia de cambio en el apacible ambiente de la serenidad contemplativa;

El ámbito de la convivencia es, sin duda, el protagonista del edificio, y se estructura verticalmente para que vuelquen sobre él todas las aulas teóricas de planta baja y las teóricas y prácticas de Periodismo de la primera. Las circulaciones a diversas alturas, mediante pasarelas y pasillos abiertos al espacio central, pretenden asegurar la constante actividad y el carácter siempre vivo de este espacio. Un cuidadoso tratamiento de luces de diferente origen subrayan su protagonismo; así, en la cota de entrada, frente a las aulas teóricas, el muro de fachada se rasga horizontalmente para permitir a los que salen de clase una espectacular visión enmarcada del campus universitario. Sin embargo, la profundidad del porche subraya la voluntad de separar vistas de luces; éstas proceden de un lucernario sobre el muro principal de fachada que, bañado interiormente, la refleja hacia el espacio de convivencia. Otros patios, de diseño específico, permiten dotar de carácter diferenciado a cafetería, vestíbulo de aula magna, etc.

El edificio presenta una fachada a la plaza volumétricamente expresiva, donde el espacio común, abierto tan sólo en planta baja, subraya su protagonismo. Las profundas y estrechas incisiones que corresponden a las escaleras revelan situaciones equivalentes pero no idénticas: a la perpendicular a la fachada corresponde una abertura horizontal; a la paralela, una vertical; así, la visión del exterior que se ofrece al usuario es, en ambos casos, instantánea, efímera. Un volumen autónomo alberga la audiovideoteca, cuya disposición interna en varias alturas se evidencia por la apertura vertical que tamiza la luz de sur, y la playa de antenas en terraza.

Todo el edificio se trata, interior y exteriormente, en hormigón visto. Los pavimentos son de hormigón bruñido, excepto en la plaza, en la que se utiliza cuarcita gris. Los huecos se protegen con celosías de chapa perforada enrasada con los paramentos exteriores. La carpintería exterior es de aluminio termolacado en gris y la interior de tablero chapado en formica gris. El diseño específico abarca desde pupitres y asientos de aulas, acabados en la misma formica, hasta bancos, papeleras, ceniceros, tablones de anuncio, etc.
Especial atención se ha prestado al diseño de los pupitres y asientos de las aulas, realizadas en formica sobre estructura metálica, que cela la complejidad de requerimientos técnicos – conexión a internet, teléfono, etc…- bajo una voluntaria sobriedad expresiva. Todas las canaletas van ocultas, como lo están asimismo los monitores en las mesas de profesores.
En formica se realizan igualmente los panelados de los frentes de las aulas, que incluyen tablones de anuncios, y todas las puertas, incorporando la información en un sistema gráfico estudiado a tal efecto.

Ver información